Adicciones: “¿Mi hijo adolescente es adicto a la tecnología?”

Cuantas veces han venido padres a mi consulta preocupados con el tema de las adicciones tecnológicas, ¿os suena?… “mi hijo pasa muchas horas con el ordenador, móvil, tablet, video consola” pero no sabemos hasta que punto está o no “enganchado”. ¿Os sentís identificados? ¿Crees que la tecno-adicción es cosa de otros chicos pero no de tu hijo?

Empecemos por definir que es la adicción a las nuevas tecnologías (en adelante NTIC): se trata de un uso compulsivo y excesivo de tecnología ya sea a través de juegos, redes sociales o visualización de contenido en la red y prioritario frente a cualquier otra actividad social o de ocio.

El deterioro de las relaciones sociales en la sociedad de hoy es un hecho incontestable y son muchos los factores que están llevando a que las relaciones interpersonales cada vez sean menos y, digamos, de peor calidad.

Las relaciones sociales siempre han sido más distantes y frías en unas sociedades que en otras. Por ejemplo, si comparamos las culturas anglosajonas con las latinas o si comparamos norte y sur o sociedades católicas y protestantes, podemos ver que históricamente, las relaciones entre personas han sido muy distintas (la distancia al hablar, la necesidad de contacto físico, la cercanía con la que se tratan los asuntos entre dos personas es muy distinto).

El individualismo de la sociedad estadounidense, la frialdad de trato de los ingleses, la distancia de los alemanes, tienen poco que ver con la idiosincrasia de sociedad como la española o la italiana.

ENTENDER: Haz que entender sea el principal verbo de tu vida. La enriquecerás y te hará sentirte satisfecho contigo mismo.

APRENDER: El verbo de la humildad y el que nos hace crecer y abandonar la zona de confort.

CREAR: Nos da la oportunidad de hacer y fabricar una realidad que de otro modo se perdería al acabar nuestra vida.

SENTIR: Un verbo que la vida nos regala para darnos cuenta de que lo importante no es tener o acumular sino disfrutar y agradecer.

A menudo la desmotivación hacia los estudios son un gran problema para los jóvenes y sus familias. Es importante que ayudemos a entender a los jóvenes que se encuentran en este caso que la búsqueda de una ilusión es y va a ser fundamental en su vida y para el resto de ella.

A veces re-ilusionarse con una idea, un objetivo, un escenario futuro es complicado si no se “siente”.  na ilusión debe sentirse.

Uno debe vibrar ante esa idea y en ocasiones, los padres no saben conectar con aquello que ilusiona a sus hijo.

Comodidad y predictibilidad de nuestra vida son, aparentemente, signos de una buena vida pero no siempre es así. El aprendizaje constante y la formación en habilidades y/o nuevos conocimientos nos llevan a nuevos escenarios de nuestra mente, a poder establecer nuevas conexiones neuronales que nos permiten nuevos enfoques de un mismo problema. Pero con todo, nuestra actitud hacia los nuevos retos, hacia nuevos logros en nuestra vida es lo que nos da una nueva dimensión donde poder empezar a cambiar nuestra realidad. Una dimensión donde lo que era imposible empieza a tener visos de poderse convertir en algo real y tangible. Sin conocimientos es difícil poder erigir en nuestra mente nuevas maneras de cambiar nuestra vida y/ o poder tener la creatividad necesaria para dar soluciones a aquellas situaciones que la vida nos presenta. Aceptar  

Muy a menudo creemos que frases en nuestra mente como: “Tengo que conseguirlo”, “No puedo fallar” o “Si otros pueden yo también debo poder” nos son útiles para alcanzar metas, retos y objetivos pero no es cierto. Si esas frases están soportadas sobre determinadas creencias que no operan a nuestro favor.

Muchas veces creemos que personas que se dicen a sí mismas esas frases en sus conversaciones internas están muy motivadas o tienen mucha seguridad en si mismos y no es cierto. A veces el coste escondidos de este tipo de mecanismos y constructos mentales es muy nocivo para una vida satisfactoria o una exitosa carrera profesional, hasta el punto de poder generar problemas cardio-vasculares .

 

El significado de la terapia EMDR en español sería Desensibilización y Reprocesamiento por los Movimientos Oculares (Eye Movement Desensibilization and Reprocessing). El tratamiento EMDR consiste en aplicar una estimulación bilateral al paciente mientras recrea el recuerdo de la situación traumática que ha vivido. Esta estimulación bilateral consigue que los síntomas asociados al trauma desaparezcan paulatinamente.

El recuerdo permanece y no se olvida, pero su recuerdo ya no provoca una lectura emocional negativa ni los síntomas físicos derivados de ella. Es decir, se consigue la desvinculación del recuerdo a la emoción o sentimiento traumático.

La vida en cualquiera de sus ámbitos bien sea profesional, sentimental, familiar o social, nos presenta situaciones y experiencias nuevas o incluso sorprendentes. O, a veces, aun siendo situaciones conocidas, tienen circunstancias que nos dificultan una óptima aproximación al problema o la correcta toma de decisiones. Nuestras maneras de abordar estas situaciones de la vida o problemas hacen que recurramos a familiares o amigos con quienes los compartimos en espera de una solución, un consejo o, cuando menos, una opinión válida. Recurrimos a esas personas porque tienen nuestra confianza. Un importante sentimiento el de la confianza. Nuestra confianza en esa persona vive de determinados aspectos como:

La vida en cualquiera de sus ámbitos bien sea profesional, sentimental, familiar o social, nos presenta situaciones y experiencias nuevas o incluso sorprendentes. O, a veces, aun siendo situaciones conocidas, tienen circunstancias que nos dificultan una óptima aproximación al problema o la correcta toma de decisiones. Este artículo es la segunda parte dentro de la serie "¿Por qué necesito un Mentor?". Aquí la primera parte. ...Pero el Mentor no sólo debe ser una persona docta en una o varias materias. Debe ser un maestro, un buen conocedor de la vida y de la condición humana, un acompañante , un motivador y un potenciador de nosotros mismos.